miércoles, 30 de noviembre de 2011

684 días de esclavitud, 11 de castidad

a veces es necesario tomar tiempo para asimilar algunas cosas. eso le está pasando a este perro con todo lo que está sucediendo a su alrededor. demasiadas cosas, demasiados acontecimientos. nacido para vivir en una mazmorra se encuentra este perro en medio de una tormenta. lo único estable es la certeza de la sumisión, de la obediencia y de la esclavitud; del collar alrededor del cuello de este perro y de la cadena que mi AMO sujeta con fuerza y firmeza. la castidad no es sino la manifestación externa, e interna, de este hecho
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

leathersm1960

FdD alimentando

mi Dueño no le gustan mucho los water sports, y este perro sólo probó previamente la lluvia dorada en alguna ocasión, pero hoy quisiera sacar esta foto porque evoca dos elementos que son fundamentales en una realción D/s.
una de las principales razones para beber la orina del AMo es que, como algo suyo, es valioso y por tanto no puede ser desperdiciada. todo lo que viene del Amo merece ser valorado. es lo mismo que le ocurre a este perro con las botas de su Señor, no basta que sean botas, que ya tengo un fetiche con ellas. son especiales porque son las de mi AMO y merecen atención, cuidados y veneración.
por otro lado está el tema del alimento. el esclavo, algunos esclavos, lo son por naturaleza, pero incluso la planta más pobre debe ser regada y la naturaleza sumisa del esclavo, alimentada. el alimento del esclavo es la humillación, el atraque frontal a su ego, reduciendo éste y aumentando la sumisión. un esclavo que no es humillado se crece y empieza a creer que es importante, que es especial, y en cierto sentido lo es, pero él nunca debe creérselo.
en esta foto se combinan todos esos elementos: veneración del AMo, humillación del esclavo, alimento para la sumisión... 

martes, 29 de noviembre de 2011

683 días de esclavitud, 10 de castidad

las castidad es un proceso físico, pero sobre todo mental. y lo dice este perro con conocimiento de causa, no sólo porque lleva diez días en castidad sin dispositivo alguno, sólo por obediencia a su AMO, sino porque las mayores tentaciones que tiene no son precisamente físicas, que son fácilmente evitables, sino mentales. es como si en vez de una erección física tuviera deseos irrefrenables de ordeñarse, o suplicar a su AMO que le permita hacerlo, lo cual quebrantaría una de las normas de su esclavitud, establecidas por su Dueño. su AMO, consciente de la lejanía y del tiempo que, por motivos personales, no hemos podido encontrarnos, ha estipulado que si surge la oportunidad de tener algún encuentro, por ejemplo en el yumbo, que aproveche pero con unas condiciones: nunca debo someterme a nadie, como mucho llevar la voz cantante o en igualdad de condiciones. dicho en otras palabras. mi AMO y este perro nunca tienen sesiones. los encuentros nuestros, hasta que llegue el Gran Salto, son concreción de una relación de Dominación/sumisión, pues mi AMO permite a este perro tener sesiones pero nunca sometiéndome a nadie. esta situación es nueva para este perro y no sabe como reaccionará, porque ha tenido sesiones en otros momentos, incluso llevando la voz cantante, pero la sumisión está demasiado desarrollada en mi. en cualquier caso eso ha bastado para que no desee tener las sesiones y para que la castidad se convierta en un "precipicio más alto que escalar", algo que tiene más mérito, por ser más difícil. no sé cómo será esto. desde luego lo que sí le gustaría a este perro es practicar algo más el bondage, pero es casi imposible encontrar gente con este fetiche en gran canaria. habrá que esperar a estar en presencia de mi Señor de nuevo. 
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

cartas desde la mazmorra 25

el objetivo de este blog era, originariamente, presentar toda la filosofía del bdsm en español, algo muy difícil de encontrar. durante estos años este perro, en distintas situaciones, lo ha intentado de muchas formas, pero no hay duda de que es en el mundo anglosajón donde llevan la delantera y se producen más cosas. recientemente y basándome en un post en su blog  (para ver el blog de jack rinella pincha aquí) este perro ha encontrado un ensayo sobre  una nueva figura, el objeto, que no es el esclavo, ni el perro, sino algo que va más allá. el ensayo está en inglés pero me parecía tan interesante que lo reproduzco aquí. si la no vida de este perro se lo permite lo traduciré próximamente para aquellos lectores que no saben inglés, pero no quería dejarlo en el tintero más tiempo. espero que sepan perdonar la licencia de este perro.


The Object

By Jack Rinella, April 24, 2011 
It sits in the corner waiting, sometimes dozing, sometimes moving in a vain attempt to get comfortable. Mostly it is what it thought it was meant to be -- an object. On occasion, of course, it doubts the sanity of its choices. Thankfully those doubts flee at the sound of its lord and master's foot steps. 
It goes by many names: thing, object, maggot, worm. Its most common appellation is "it." It began to refer to itself in that manner long before its name was acknowledged by others. It had a choice, of course, to remain some Tom, Dick or Harry, but that didn't feel right. From its deepest selfhood came the incessant voice to surrender, to be owned, to be subjugated to the will of another. "Only then," said the voice, "will it find contentment and peace." 
As a most important disclaimer I want to remind each of my readers that objectification must not be allowed to slide into or become an excuse for domestic violence or spousal abuse. Without a doubt, it seriously has that potential and therefore safeguarding the relationship from abuse of any kind must be the primary obligation of both the owner and the owned. 
Objectification comes only through struggle. The object (it) was conditioned, of course, to conform to society, "to become someone," to assert one's self against all negation, to maintain its independence and its freedom even in the face of frustration and in-authenticity. 
It knew, though, that 
'Tis the gift to be simple, 'tis the gift to be free, 
'Tis the gift to come down where we ought to be, 
And when we find ourselves in the place just right, 
'Twill be in the valley of love and delight. 
When true simplicity is gain'd, 
To bow and bend we shan't be asham'd, 
To turn, turn will be our delight, 
Till by turning, turning we come 'round right. 
The struggle is primarily within oneself. How does one define such a life? How does one express one's deepest desires? When does one become an it? How does it find the one who will understand and who will accept it as it? How can the psyche reject what is acceptable in society for such an abject and counter-cultural existence? 
I began searching for object slaves in early November, 2010, after spending about a month looking at the profiles of those seeking objectification and crafting a persona called the Dark Lord, who was looking "for those who seek to surrender completely." 
When I consider the 100 or so men who contacted me with any kind of seriousness, I find that six months later only four of them have persevered in their quest. Obviously, objectification is a rare desire and generally one that steadfastly remains in the realm of un-realized fantasy. But what of the four who appear sincere in their need/desire for such an existence? 
It is easy to simply brush off those who seek to become an object with the derision of defective (i.e., poor) self-images, mental illness, immaturity or escapism. In fact some applicants have indeed exhibited such traits, especially the ones who sought drug-induced objectification. They are the ones who can only realize their fantasy with the crutch of recreational drugs or alcohol. They need therapy, not an owner. 
Still there are those few for whom becoming an it is a sought-after goal and an act of self-actualization. In conversations with these few men I find several rationales for their actions: Yearning, Authenticity, Surrender, Polarity, Bonding and Belonging, and Intimacy. 


Yearning 
Yearning is "a persistent, often wistful or melancholy desire; a longing."1 I sense such a desire in the applicant's voice. For those who "ache" for such an existence, dismissal of the idea is impossible. Time and time again they find themselves wanting to experience such abject surrender. They may, in fact, have found it in short term scenes and fleeting moments, but experiences such as these do nothing to end their desires. In most cases the experiences only amplify their desires and confirm the seekers in the rightness of their searches. 
In this regard the yearning can be likened to the call of a vocation, not unlike that of one called to the religious life. It is some "inner voice" and has a decidedly religious nature to it, though many, of course, would strongly object to my use of those terms. 


Authenticity 
I want to be clear in this regard. The "ache" must be rooted in a strong belief that the state of objectification is authentic and that attaining it will bring authenticity into one's life. It must rise from one's soul as both a search for meaning and an irrefutable destiny. Object applicants will tell you they "have no choice," as they believe they were "born to live this way." 
Not only does such a feeling rise from one's inner self, the experience of such a state, limited and short as it may be, will confirm that feeling of authenticity over and over again, leading the searcher ever more deeply into seeking deeper and deeper objectification. 
Although authenticity is a fundamental requirement, there are several other states of being that accompany objectification and therefore give it meaning and increase one's desire for it. As I see it, there are six other outcomes that fuel this desire: Polarity, Service, Intensity, Altered Consciousness, Bonding and Belonging and Intimacy. 
Many of these characteristics obviously exist in some way and to some degree in all human relationships. In any case, the object/owner relationship is a human one, even if the object sees itself as subhuman and the owner treats it that way. What significantly differentiates objectification from a "usual" relationship is the deep level of intensity it exhibits. 
It is a concept such as "No Limits" that makes the surrender more intense than the usual marketplace variety. On the other hand, it ought to be noted that every relationship is going to have limits. In the case of the owner/object relationship, however, it seems to me that it is only the owner who has limits, a necessary fact that protects the object and allows for its more complete surrender. 
As an aside I have found three broad areas that limit my ownership: I will not do things that are illegal; I will not injure the object; and I will not allow the object to become financially dependent upon me. 


Polarity 
Although a full explanation of the power dynamic in BDSM relationships is beyond the scope of this essay, every relationship can be seen as a power exchange of some kind. Most, of course, only exhibit moderate levels of polarity, though these levels certainly vary with the activity and mental states of the participants. 
What sets objectification apart is the severity of the polarity. The two participants in the relationship manifest attitudes and actions at the extremes of human behavior, i.e., the one becomes lord, the other the lord's possession. It is the domination/submission dynamic pushed to its furthest limits of total control and complete surrender. 
It might be argued that such a polarity is neither attainable nor sustainable. Such considerations do not seem to deter the applicant. He is driven to seek it and to live it as fully as possible. 


Service 
As in many human relationships and especially in the master/slave relationship, there is a high need in the applicant to serve. This service, as I will write about further in this essay, becomes a compulsion to complete obedience, a surrendering to whatever the owner/lord desires. Service brings meaning and "place" to the object, a reason to be and purpose to live for. 


Intensity 
Applicants exhibit a desire for experiences that are markedly more intense than the usual. They seek to endure to the extreme, so that, for example, when they are flogged they want to be flogged into a bloody state or when they are fucked, they want the action to be forceful, even rape-like. 
One notices in their desires that they are not willing to settle for more moderate activity. Instead they seek the ultimate experience, much like athletes seek to break records or thrill-seekers skydiving and roller-coasters. 


Altered Consciousness 
The BDSM subculture is familiar with terms such as subspace and out-of-body experiences. Social scientists call these events Altered States of Consciousness (ASC). The applicant seeks to live this ASC of objectification continuously (24 hours a day, seven days a week, 365 days a year). 
Here I am at a loss for words. There is a great variety of ASCs and I can write about several of them but the feeling of "it-ness" unfortunately escapes my prose. What I can say is that those who seek objectification have a sense of what it means and know it when they enter into it. In general, though, I have only spoken with men who have had partial glimpses of this experience. 
On the other hand, those experiences, as I wrote above, compel them to seek for more of the same in a deeper, more profound and more continuous way. 


Bonding and Belonging 
What I have experienced, at least in some way, is that the owner/object relationship encourages a close bond and a strong sense of belonging. This is another way of describing the "spatial" aspect of the relationship in that the object knows where it belongs. Such a feeling gives one a sense of security and adds to its sense of purpose and meaning. The relationship, in that sense, provides a psychic "map" for the object to locate itself in a comfortable, secure, and discernible time and place. 
Any feelings of alone-ness and isolation are resolved, it would seem to me, by the very nature of the relationship. Even experiences such as isolation, incarceration, and silence become manifestations of the relationship in that they are the direct result of the owner's actions. The object cannot forget that "my owner's chain keeps me here" or "my owner has put me in this cage." 
Likewise physical activity, such as domestic or clerical service or sexual activity, is easily understood as "My owner can demand this because it belongs to him." 


Intimacy 
For those who feel the need to "belong," one of the greatest rewards is the intimacy that develops in the relationship, even in ones where aloofness is the usual state of the owner and separation the usual state of the object. Surrender, polarity, and intensity combine to make intimacy more thorough, more pervasive than in most other relationships. The object has agreed to hide nothing from the owner and the owner, in any case, is in the position of learning all there is to know about his possession. 
How, then, is this life lived? What does it look like? What aspects of its desires are actualized in practice? In answering these questions I have to enter the realm of fantasy myself, since I have only experienced such a relationship in part and not yet fully. 


A Religious Reflection 
In considering a possible "picture" of an objectified life, I am struck with its similarity to asceticism, that is, "the principles and practice of an ascetic (i.e., one who renounces material comforts for austere self-discipline, especially as an act of religious devotion); self-denial and austerity; The doctrine that the ascetic life releases the soul from bondage to the body and permits union with the divine." 
There are obviously two distinctions that might be noted in this reflection. The first is that the discipline, though begun with consent, becomes imposed. Secondly the "union with the divine" is instead union with a human who takes on attributes of the divine. Let me carry this reflection further. 
For those who are familiar with the life of the monastery or the hermitage (they really only differ in terms of intensity) the discipline is only self-imposed in that the monk or hermit willingly submits to the discipline of the rule of the community or of the abbot, who then takes upon himself the role of authority over the monk. In more extreme situations, there are hermits2 who indeed live alone but, in general, modern hermits live in a loose community of solitary cells or huts, Camaldulites and Carthusians. 
The second distinction is more difficult to rationalize: the owner takes on the persona of a "god" to the object. I will note, though, that many applicants seek a superior to obey and while some have religious or ethical objections to considering the owner divine, there are some who readily do so. 
There is, in fact, some theological appropriateness to this concept, if one is able to put aside commonly accepted Judaic-Christian doctrines. Gnostic and pagan faiths believe that the Divine is within every person. It is, therefore, not completely out of the realm of belief (at least for some people) that the object be called upon, or even desires, to worship the god-in-the-man to whom it has devoted his life. 
That said, I see the life of the object reflected in five primary activities: Surrender; Obedience and Service; Pleasure; Silence; Worship; and Empowerment. 


Surrender 
The object's authenticity leads it to surrender, the first action necessary for the creation of an objectified relationship. It surrenders itself to its owner. In doing so both the object and the owner embrace the privileges, responsibilities and duties inherent in such a relationship. 
Note here that after suitable discussion, negotiation and attainment of a mutually-agreed upon definition of the objectified relationship, it is the applicant who begins the relationship. (There will be more on this subject in the section on The Process.) I say it this way in order to emphasize the consensual nature of the relationship. The applicant freely offers him or herself to the owner-to-be who then accepts the gift-of-self that is offered. Thus stated there is no room for violence, capture, or force. 
The object is gift. For his part, the owner must accept the gift. For each there are obligations inherent in the giving and the receiving. These obligations are manifested in the five primary activities listed above, surrender being but the first of them. 
Surrender is defined as "To relinquish possession or control of to another because of demand or compulsion; to give up in favor of another." In this case we see a more exact definition of "yearning," it being so intense as to be called a "compulsion." For our use, the word "demand" is not appropriate. What is freely given up is control so that the object no longer "owns" itself but is owned by its controller, its new master and lord. 
I would add that surrender is continuous and without hesitation or consideration. It always decides to act according to its owner's will. It demonstrates a kind of passivity that always responds to the master's requests and demands in a positive way. As I read these words it is obvious that there is a certain degree of idealism inherent in them. It is that idealism that makes true objectification "hard" to accomplish, though not so hard as to deter the effort. 
Surrender naturally leads to service and obedience. 


Service and Obedience 
There ought to be nothing passive in the life of the object, though to put it in those terms might seem odd. In reality, if the object adds nothing to the life of its owner, possession of the object ceases to have little purpose, except perhaps as an expensive and time-consuming decoration. Therefore obedience and service are necessary attributes of objectification. It is the willingness to obey and the manifestation of obedience through service that separates the object from those who seek incarceration to satisfy their bondage/imprisonment fetish. I have had several applicants who confused bondage with objectification and mastery/ownership with the role of a jailer. 
It is obedience that marks the true object. Have you ever heard of a chair refusing to let you sit on it? I think not. Second only to objectification itself, service should a primary goal of the object. 
In practice, this lends itself to activities such as household chores, outside employment, and whatever the owner desires the object to do. 


Pleasure 
Obedience and service then lead to pleasure. On the one hand the owner should certainly receive pleasure and satisfaction from those two activities. Likewise, if they are authentic, one would expect that the object would also receive some kind of pleasure from his accomplishments, even if they are only of a psychic/spiritual nature. I see pleasure as experienced in three ways: Emotional, Sexual, and Sadomasochistic. 
Emotional pleasure would be an over-all feeling of rightness, peace, contentment and a certain kind of joy. It is the type felt by couples whose relationship has grown and matured over the years. It is a love that may have exchanged its glow and romanticism for surety and happiness. 
This type of pleasure is found in having one's environment ordered as one wishes 
I see two other aspects of pleasure as well, though I have to admit they have as much to do with my own libido and sexual preferences as anything. The mileage of other owners will vary. I see the object as tool for my complete satisfaction in any way and at any time that I desire. As a man who is wired "alternatively" to say the least, that satisfaction is both homosexual and sadistic. Obviously there is the reality that others will differ in this approach. 


Silence 
As with any other possession the object waits upon its owner. In this regard it is my experience that waiting is a frequent activity. By that I mean that it just waits for directions and commands. Much time might, in fact, be simple spent "warehoused" until the owner has desire for its service. Practically, of course, it will have a daily routine set by its owner, which will mitigate both silence and inactivity. 
Silence implies two characteristics of an object. First it makes no demands and secondly it offers no resistance. Silence is the manifestation of complete surrender to the will of its lord. It speaks when spoken to or when it senses the need to do so in order to more perfectly fulfill the will of its master. 
That said, I feel it is important that the master engage his or her object in periodic dialogue in order to better guide the object on its path of service and obedience. In view of this I personally think that the keeping of a journal will facilitate the object's reflection on his state and growth into his own authenticity. 


Worship 
One of the more difficult concepts to embrace without prejudice (not that the concept of objectification isn't difficult enough) is that ownership leads to lordship and at some point lordship leads to worship: "the reverent love and devotion accorded a deity, an idol, or a sacred object. The ceremonies, prayers, or other religious forms by which this love is expressed." 
Is it exactly because of its definition that worship is probably the most controversial of objectification's characteristics. In our Judaic-Christian culture it is, in no uncertain terms, viewed as idolatry and would be labeled blasphemy. 
What does worship do? It recognizes and exalts the owner as its superior, offers praise and adoration to him as master, lord and god. Doing so, for those of us who feel the call to ownership, gives pleasure, confirms the depth of the relationship, and (as explained below) empowers the master in his role.  
Worship, it should be noted, only works within the context of a certain kind of theology. This theology, as I see it, acknowledges the Divine nature of man and worships that Nature in him. It also recognizes that the Divine nature is equally endowed in the object. The object worships the god in its owner and therefore recognizes the god in itself. 
I use the lower case in the paragraph above purposefully. I think it necessary to differentiate, though theologically it may be impossible to do so, the god in everyman from God as the absolute, un-reachable, un-knowable ground of all being. 


Empowerment 
If yearning is the beginning of desire for objectification, its pupose is the mutual empowerment of the two individuals in the relationship. The one empowers the other to attain his or her unique authenticity. In fact, neither can "become" without the other. There is no object without an owner and an owner is not if he or she does not own. 
By consciously surrendering its energy, its personal power to the will of its owner, the object finds itself being fully itself. Likewise, with the energetic surrender of the object to its lord, the owner becomes more than he or she can ever be without the object. 
In practice, empowerment takes many forms -- service, assistance, support, encouragement, added creativity, freedom from some activities in order to engage in others, etc. In this regard, the object/owner relationship especially empowers by adding emotional reinforcement to what otherwise might be mere intellectual belief structures. To "know" you are owned or that you "own" is certainly a different experience when the relationships are proven in real time actions. 
To experience the feeling of serving or of being served makes the relationship, and therefore the person in the relationship, uniquely more aware of his place in the universe, one which, it is hoped, reflects the attainment of a more authentic life. 


The Process 
One of the issues that one faces time and again in the discussion of objectification with applicants has to do with the applicant's understanding of what our relationship will look like. The discussion is a matter of two questions, really. The first question boils down to "Where do we end up?" and the second is "How do we get there?" 
As to ending up, I think that, in general, this essay describes my intent as to where the two might find themselves. I freely admit that it lacks details of schedules, activities, chores, events, finances, employment, immobilization, personal and familial relationships, and a host of other "what" and "what if" questions. I purposely omit these details because they are time, place, and person specific. When it comes to the practical, one size does not fit all. 
Before objectification can take place the owner-to-be and the applicant must certainly have communicated enough about what we each wants so that they share a common idea of what objectification means in actual practice. 
As for "How do we get there?" it is a process that involves discussion, experimentation, reflection on the experience, more discussion, a decision as to the next step, more experience, etc., until the process brings them either to ending the discussion or the objectification of the applicant. It needs to be a one step-at-a-time process. 
I believe that the keeping of a daily journal will help facilitate full reflection on this experimenting and exploring stage. Ideally the applicant would write a minimum of 100 words (more is better) everyday. In it the object could write anything it liked as it needs to be forum for unfettered thought. The purpose is for the applicant to document its thoughts during the trial period as an aid to reflection and subsequent decision-making. 
Let it spend an evening in the dark chained to the wall in the dungeon and let that time teach it what it will. It may think it knows how it will feel but without the actual experience of being there, locked, dark and probably uncomfortable, it has only an unproven guess. 
Let it spend a day at a desk working naked, chained, with a butt plug up its ass and required to fall to its knees whenever its owner per tem walks by. Let it suck its master whenever ordered, sleeping when it is told, eating what it is given it with no diversions of surfing, chatting, television, magazines, instant messaging, playing games, or reading email except for business. 
Does it really know how it will feel? I think not. First get the experience. What's next? Let it think about it seriously. What did it like about it? What didn't it like? How did it feel? 
The time spent is ONLY a trial. There must be no expectation of what will come next. The idea is to allow the new information it learns to give the applicant and the owner-to-be practical information as to their future course of action. The same applies to the owner-to-be as he or she has just a real learning curve as the applicant. 
As to the consideration of part-time objectification, I try to encourage applicants to think along those lines. Only by having part-time experiences can the owner-to-be and applicant reasonably fashion what a long-term and/or full-time relationship will look like. 
OK, what does part-time look like? It looks exactly like long-term, full-time objectification except that it has a clear beginning and an agreed-upon end date and time. When it ends, it is over and it goes back to being itself until further objectification is agreed upon. There is, of course, the real possibility of long-term, part-time objectification but that is a conversation that occurs after there is some part-time, short-term experience. 
At some point the owner-to-be will sense a readiness on the part of the applicant to move into something more formal, a restlessness to become more of an object and less of a free agent. Likewise the owner-to-be will feel a readiness on his part to move into a clearer and more defined relationship. 
Each owner-to-be will have to devise his or her own process. For my part I require the applicant to write me an initial petition, the information of which will form the basis of the first contract. Though there is no legal standing whatsoever for any of the writing produced in these exercises, I find that the act of writing and the discussion that inevitably and necessarily follows helps both partners-to-be to create a document that aptly reflects their mutual desire for objectification. 
The exercise will also improve definitions and clearly state expectations so that both parties have an opportunity to better understand what the other wants and needs. Putting words down on paper clarifies one’s thinking and both raises questions and provide answers that were not sufficiently covered in previous discussions. 
The petition I require has three parts: that which the object-applicant desires, why it desires it, and what it will give to have its desires fulfilled. 
The original desire will have already been expressed either in the applicant’s journal or in their conversation. In fact the pictures they have painted for each other in describing their fantasy-future will form the first section of the petition. 
The second section reveals the applicant’s inner desires as well as other reasons that may have been suggested in considering objectification. Certainly I have hit upon many of them in previous sections of this essay. Thirdly, the applicant will understand that there is a cost to its getting what it desires and in this section it will define itsw contribution to the relationship, again in terms already discussed. 
The document itself need not be long nor detailed. An initial petition can be as short as three or four sentences, since it will only be used as the basis of a short-term contract, that is, one with a time frame of somewhere between a weekend and a month. The idea is that both the petition and the contact will progressively grow more expressive with experience in the agreed upon relationship. 
I have found that contracts are best left to cover principles, fundamentals and requirements, such as virtue, integrity, and obedience. Rules, regulations, and protocols certainly have their place in these relationships but are best expressed outside of the contract. The contract forms the basis for these items, usually in an addendum that details the practical application of the principles and requirements outlined in the contract. 
Keep initial contracts to a limited time-frame, as living under one will provide a great deal of fodder for discussion and point out areas that will probably need serious reconsideration. Believe me, the need for further discussion and change always rears its head when one tries to live what was previously only a hot and erotic fantasy. Trust reality to rear its ugly head and challenge all of your assumptions concerning your future together. 


In Conclusion 
It is obvious that the creation of a owner/object relationship is very much a work in progress and needs to be seen and attempted as such. There are few role models for such a relationship and little guidance other than that which we can glean from vaguely similar relationships. 
The scenario I have painted comes out of dialogue, speculation, and my experience as a dominant man who has lived with a committed submissive partner for many years. Still I cannot claim experience in being master/lord/owner to the degree of intensity I have envisioned here. Likewise the rationales, advice, and attitudes I have managed to put on paper still remain speculative and without substantial historical and personal experience. 
Nevertheless I am continuing my search for an object. This essay, in fact, is predominantly an effort to better communicate the object of my search and therefore improve my chances of finding it, whatever its name might be today. 

FdD neocowboy

la figura del cowboy es una de esas, junto con lederones, militares y skins, que forma parte del imaginario del bdsm y de las figuras de autoridad. en el caso del vaquero es más la encarnación de la masculinidad, aunque también incluye la idea de libertad, cabalgando libremente por las praderas. este perro desearía hoy recuperar la primera idea, que no la segunda. la libertad es un valor que se vuelve cada vez más ajeno, más extraño, más alienante. este perro ha nacido para ser esclavo, para servir y vivir encadenado a la voluntad de su AMO, esa es su verdadera naturaleza. y es en ese deseo de servir a su Señor desde donde este perro ve el cuero y las botas de este cowboy. a su AMO le gusta que esté así, que vista así, que lleve permanentemente las botas, algo que hace este perro desde hace varis semana. el cuero es más difícil de llevarlo permanentemente pero mi Dueño ha dicho que cuando de el Gran Salto y viva permanentemente a sus pies, ese será mi uniforme. y Su palabra es Una.

lunes, 28 de noviembre de 2011

682 días de esclavitud, 9 de castidad

este perro nota un aumento de la presencia del bdsm o al menos del fetichismo en las series "normales". hoy ha visto, bajada de internet, el capítulo 8 de la serie american horror story y hay una escena de uno de los protagonistas en una tienda de fetichismo. el motivo es que uno de los figuras que aparecen, y utilizo esta palabra porque encierra truco, es un tio vestido completamente con un traje de latex, capucha incluída. en esa escena se explica la aparición y procedencia del traje y el empleado le dice al personaje. "es una forma de deshumanizar al sumiso, de convertirlo en un juguete sexual". no me produjo una erección, pero la respiración de este perro se hizo más pesada y sacudió algo dentro de mi. porque precisamente eso es lo que busca y desea este perro.
hoy también este esclavo leyó el último post de jack rinella en su blog (puedes leerlo pinchando aquí). este perro considera que es uno de los autores más importantes y estimulantes en esto del bdsm y precisamente contaba que iba a introducir dos nuevas figuras a su leather family, un "animal" y una "cosa", así los nombra. define al objeto como "un hombre que se ha rendido y entregado completamente y a quien puedo tratar como "mi cosa". Además establece los principios por los que ambos, su "animal" y su "objeto" se regirán por los mismos principios: objetificación, subyucación, dominación, control y humillación.
ambas cosas han hecho hoy mella en este perro.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

el camino hacia la castidad.

AmoSevero ha dejado un comentario a uno de estos post (pueden verlo en un nuevo apartado en la columna de la derecha), sobre la castidad de este perro que le ha hecho pensar, y escribir esta entrada. efectivamente este perro era un pajillero empedernido, de hecho tenía que masturbarme una o dos veces al día, siempre, todos los días. cuando mi AMO comenzó a controlar ese aspecto sólo tenía que enviarle un sms cada vez que me masturbaba y quedó sorprendido con la frecuencia con que lo hacía. de hecho me dijo que parecía "un animald escontrolado". el siguiente paso fue pasar de mastubarme a ordeñarme pidiéndole permiso para hacerlo. la diferencia fundamental es que el ordeño es una medida saludable, en la que no debo mostrar ningún tipo de placer ni satisfacción.
el siguiente paso fue que mi Dueño tomo las riendas y decide cuando ordeñarme. así comenzó un proceso de castidad donde no puedo ordeñarme si El, por propia iniciativa, no da su permiso. durante este tiempo he cometido el pecado de suplicar permiso para ordeñarme una vez y fue un desastre.
con respecto al tiempo sin ordeñarme, debo decir que los dos períodos más largos fueron uno de 37 días y otro de 42. el primero fue documentado y está en los escritos de fetlife, en el perfil de este perro.

FdD ¿sufrimiento o placer?

a veces, en el bdsm, los mensajes son confusos. en este caso, por ejemplo, no se sabe si el esclavo está gozando o sufriendo. ¿realmente importa? a veces el hecho es que son lo mismo, dos aspectos de una misma realidad. el dolor y el placer se superponen hasta el punto de formas una misma realidad, llegando al uno por el otro. y viceversa, porque un placer puede ser tan intenso que puede llegar a doler. en nuestra sociedad huimos del dolor y buscamos casi deseperadamente el placer. los esclavos sabemos que ambas realidades van de la mano y que el sufrimiento por nuestro AMO y Dueño esnuesrto propio placer oculto, propio, personal. este perro, los lectores asiduos del blog lo sabrán, no se identifica con la etiqueta de masoquista, pero últimamente se está abriendo en su mente la idea del sufrimiendo y del dolor como forma de purificación como esclavo, como forma de entrega y sumisión, como forma de demostrar a mi Dueño hasta donde está dispuesto este perro a llegar. porque el dolor infringido por mi Amo es siemple un placer. 

domingo, 27 de noviembre de 2011

681 días de esclavitud, 8 de castidad

este perro siempre termina estas pequeñas anotaciones diarias con la misma fórmula: obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo. pueden parecer sentencias muy determinantes, demasiado absolutas, pero es lo que anida en el corazón de este perro. no es ta ciego ni incoherente como para no darse cuenta de que aquí también hay ciertos límites. recuerdo algo leído la semana pasada sobre un esclavo que mandó una solicitud a un Amo diciendo que no tenía límites y que El podía hacer lo que quisiera con él. el Amo le contestó que cuando le enviara dos dedos cortados podrían comenzar a hablar. por supuesto no los mandó. todos tenemos algún tipo de límite. cuando se afirma que el Amo tiene poder absoluto es tanto la afirmación de un hecho como el inicio de un proceso permanente. esa es la tarea siempre pendiente de este esclavo, la obediencia ciega a la voluntad de su Señor, porque la obediencia existe, y está pero parece que nunca es suficiente.
estos post comenzaron siendo un intento de documentar el proceso de castidad en el que este perro había sido puesto por su AMO. con él pretendía hacer también un ejercicio de control del ego, una forma de humillación pública de forma que no tuviera que justificar, cuidar, vigilar nada. así el ogullo se mantendría en los límites adecuados para un esclavo. creo que el objetivo no se ha cumplido del todo, bien porque la no vida tenía absorvido a este esclavo, bien porque no he sido completamente sincero, o transparente, o mi ego ha impedido que ponga sobre la mesa todo lo necesario para vencer el ego. dicho en otras palabras, algunas cosas no las he publicado por vergüenza o pudor. 
lo bueno de eso es que siempre se puede reconducir el tema y retomar la idea original, volver a atacar al ego donde más le duele. se trata de renovarse periódicamente para volver a enfilarse hacia la dirección correcta.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

tagame gunji 2

una nueva entrega del comic de tagame en inglés.para descargar el capítulo pincha aquí.

FdD jódete

mi AMO y Dueño me ha ordenado que controle mi vocabulario en su presencia, que cuide las palabras y así lo hace este perro. sin embargo de vez en cuando las palabras sirven para manifestar algo interno, algo que desea salir, de ahí el título de la foto del día de hoy.
es un "jódete" a todo aquel que no respeta lo que pensamos, lo que deseamos, lo que buscamos. pretende decirles que no nos importa lo que piensen. los esclavos y Amos sabemos lo que queremos, lo que buscamos, lo que anhelamos y lo que construímos con respecto, sumisión, humildad, honor, fidelidad... valores que los "normales" ya han olvidado hace tiempo.
es un "jódete" también a cuando el esclavo se deja llevar por su ego y pide y desea, y quiere vivir mejor, autosatisfacciones, autocomplacencia. éste va dirigido al ego, que no tiene cabida en una relación D/s, en una relación asimétrica donde las dos partes buscan la felicidad y el desarrollo personal mediante una entrega mutua y responsable.
es un "jódete" a los que piensan y defienden que esto es una enfermedad, que se queden con sus estudios y sus tubos de ensayo. este perro no los quiere, y los mira por encima del hombro, porque este perro está en el camino correcto, aquel que lo desarrolla como ser, como animal, como esclavo. este perro está donde quiere estar, donde necesita estar, donde desea estar, y busca y trabaja para ser cada vez más él mismo.
y es un "jódete" a todo aquel que critica y que no le gusta lo que lee, pues sencillamente apártate de nuestro camino y déjanos seguir adelante, que nosotros sí aceptamos nuestros más profundos sentimientos y emociones.
a todo aquel que no le gusta lo que lee, le ofrezco una solución sencilla: deja de leer.

sábado, 26 de noviembre de 2011

680 días de esclavitud, 7 de castidad

este perro ha empezado a supurar hoy. fue esta mañana, tras la primera orina después de levantarme. había terminado y estaban cayendo las últimas gotas cuando noto un ligero cosquilleo en el pene. entonces los que tendrían que ser gotas de líquido salen como algo más espeso, como si fuera líquido preseminal. en circunstancias normales sería un indicativo de que tendría que masturbarme, pero este perro ya no se masturba, se ordeña, y su AMO ha decidido que no lo haga hasta que El lo decida, así que sólo queda esperar y saber que ahora empieza lo duro. el cuerpo pedirá su ración de autocomplacencia y autosatisfacción, pero este perro no podrá dársela porque ya no decide esas cosas. ahora es su AMO quien lo hace. ¿que cuesta? por supuesto, ¿qué no?. si fuera sencillo no sería esclavo ni tendría valor ninguno.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

minirelatos XCV

había ido por un problema en el brazo, pero cuando le dijo que se desnudara completamente se ruborizó. no podía decir nada cuando el médico vio su pene metido en una jaula de plástico cerrada con un candado.

FdD entre ficción y realidad

hay fantasías que parecen imposible hasta que se hacen realidad, entonces aparecen otras nuevas que sustituyen a las cumplidas en una dinámica sin fin. este perro soñaba con ser propiedad de un Dueño, con convertirse en esclavo de alguien. era una fantasía que no pensaba se convirtiera en realidad, y sin embargo se cumplió. ahora otra ha hecho su aparición. en la realidad parece poco factible, pero este perro sueña con vivir con una capucha la mayor parte del tiempo. en muchos lugares de este blog este perro ha hablado del sentido profundo de la capucha. la capucha oculta la cara, borra la identidad. además en las imágenes de hoy nublan la vista y sirven para amordazar si el AMO lo considera necesario. es la concreción física de una afirmación que mi Dueño repite mucho:"sin mi no eres nada":
en días como hoy lo único que desea este perro es perder su no-identidad, aquella por la que todo el mundo lo conoce normalmente, aquella que va vinculada con su no-nombre. viene a mi mente de perro aquella historia que relataron a este perro hace varios años, de aquel esclavo que puso las tres condiciones para dar el Gran Salto:
1-no ser liberado nunca.
2-no mantener más contacto con nadie de su vida anterior.
3-no salir salvo llevando una capucha para no ser reconocido.
no es una fantasía, sino las condiciones reales de un esclavo con su AMO. por supuesto el AMO lo mantenía en el sótano de su casa, en una cuidad del centro de europa, y cada vez que salía lo hacía así, con la capucha puesta y justo a su Amo y Dueño. fantasía que se vuelve realidad.

viernes, 25 de noviembre de 2011

679 días de esclavitud, 6 de castidad

ha sido una semana intensa para este perro, y sigue siéndolo. hoy empieza el fin de semana que es uno de los peores momentos para este perro porque, irónicamente, cuando trabajo, la no vida evita que piense demasiado en dónde debería estar y dónde estoy ahora. debería estar a los pies de mi Amo, de mi Dueño, y sin embargo estoy aquí intentando sobrevivir como mejor puedo. porque una vez encontrado tu lugar, cualquier otro sitio es un sinsentido. obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

esclavo atado con botas

 

FdD sujetando

un esclavo es un cúmulo de cosas, de sentimientos, de sensaciones inconexas, aparentemente incoherentes entre sí. de forma separadas no tienen sentido, no se comprenden. sin embargo hay algo que los une. igual que físicamente las correas juntan los distintos elementos de esta chaqueta de fuerza, la sumisión es el cemento que mantiene fusionados todo lo que convierte a un esclavo en esclavo. ese aglutinante va cuajando, endureciéndose, haciéndose cada vez más espeso, hasta que no puedes moverte, hasta que entra a formar parte de ti de forma que no puedes quitártelo sin romperte.

jueves, 24 de noviembre de 2011

678 días de esclavitud, 5 de castidad

hoy este perro se ha levantado en medio de un sueño, no imaginario, sino sueño real, procedente de estar medio dormido. en ese sueñomi AMO me despertaba poniéndome una cinta americana alrededor de la boca, amordazándome. me despertaba y me encontraba atado a la cama y amordazado. en pocos segundos me desperté justo con la alarma del despertador. no sé si esto es fruto de que el inconsciente de este perro está ya completamente colonizado por mi Dueño, por su voluntad, por sus deseos. 
en cuanto puse se lo comenté con un mensaje, y a mi Dueño le gustó. eso fue suficiente para este perro, para que se sintiera feliz el resto del día. fue algo simple, pero también potente, intenso, fuerte.
el resto del día fue nada en comparación con eso. se marchó sin pena ni gloria. un día más, un día que pasa; pero también un día más de esclavitud, de sumisión  y de obediencia.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

reprogramación IV

el corazón me latía muy deprisa. ahora qu elo veía allí, así, de pie, la excitación se apoderaba de mi. además sentía una enorme vergüenza  de que me hubiera visto mientras lo perseguía. la mezcla de ambas sensaciones me hizo encoger los hombros y agachar la cabeza.
estaba a punto de irme cuando alcé los ojos para echar el último vistazo, como había hecho en el bar, y entonces volví a encontrarle mirándome fijamente. su cara era completamente inexpresivapero me llamaba y como un conejo hipnotizado por una serpiente empecé a caminar hacia él, como un zombi casi, sni pensar, sin ser consciente. no existía nada a mi alredero, salvo él. paso a paso me fuí acercando, sin apartar mis ojos de los suyos, hasta que estuve frente a él. entonces, lentamente, bajé la vista hasta sus botas y volví a alzar los ojos hasta mirarle.
inmediatamente supe lo que quería. mis piernas empezaron a temblar y se doblaron sin que yo se las ordenara, como si le obedecieran ya a él, no a mi. tocaron suelo, apoyé mis palmas a los lados y me incliné hasta que que miboca estuvo a unos pocos centímetros. y entonces empecé a lamer sus botas cno lengüetazos largos y prolongados. sentí el olor del cuero y el brillo por donde pasaba mi lengua. perdí la noción del tiempo. no quería estar en otros sitios, no quería hacer sino lamer las las botas de aquel tio. no quería hacer otra cosa.

FdD perspectiva de Amo

un Amo siempre debería ver a su esclavo así, arrodillado a sus pies. por esta diferencia de perspectiva, los Amos y los esclavos no podemos ver el mundo igual, de la misma manera. y no sólo se refiere este perro a las relaciones bdsm, sino al mundo en general. la asimetría no es una cuestión de cama, o de sexo, es una cuestión de visión del mundo, de persepctivas de las cosas y de las situaciones. el Amo siempre tiene una mejor perspectiva, ve las cosas desde arriba. el esclavo desde abajo no es capaz de percibir todo el sentido de lo que ocurre, por eso la palabra del primero debe prevalecer sobre la del segundo, por eso el primero manda y el segundo obedece.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

677 días de esclavitud, 4 de castidad

un día de decepciones en mi no-vida. tenía puestas las ilusiones en algunas cosas que al final no han salido. eso ocurre, más a menudo de lo que imaginamos; casi diría que es una constante. sin embargo mi AMO no ha decepcionado a este perro. siempre ha estado ahí cuando lo ha necesitado, y sigue estándolo en estos momentos. a eso se agarra este perro, aunque no puede vitar sentir cierta decepción y tristeza por las ilusiones frutradas. inmerso en estas cuestiones ni siquiera se ha dado cuenta este perro de que sigue en castidad.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

perfiles leatherm57

si quieren visitar el perfil completo de este lederón pincha aquí

FdD responsabilidades

si ayer hablaba de la responsabilidad de un Amo para con su esclavo, no quisiera este perro dejar pasar la ocasión de referirme a la responsabilidad del esclavo para con su Amo. el Amo cuida del esclavo, a veces guiándolo como si fuera un menor de edad. el esclavo responde a eso con obediencia y sumisión, llevando adelante las tareas encomendadas y obedeciendo sin rechistas las órdenes de su Dueño. hay un elemento que a veces se nos escapa de todo esto y es el agradecimiento que debe mostrar en todo momento el esclavo hacia su Señor. El lo ha escogido, lo ha elegido y ha asumido la responabilidad de educarlo de la mejor forma posible, para desarrollar lo que es, sacar a la luz su naturaleza más profunda y convertirlo en un esclavo perfecto. por eso besamos las botas de nuestros Amos y las lamemos, como agradecimiento y señal de sumisión. sin ellos no somos nada.

martes, 22 de noviembre de 2011

676 días de esclavitud, 3 de castidad

este perro ha tenido que estar en casa todo el día por cuestiones familiares, un nuevo periodo de encierro. no hay botas, ni siquiera ha sido una molestia la castidad. ha sido como vivir absolutamente cubierto por la no vida. irónicamente hoy es cuando más me he acordado o imaginado estar en la mazmorra que mi AMO tiene planeado para este perro, porque este perro sabe que en su mente, en la de su AMO, está tener una mazmorra donde mantener a su perro. mi Dueño me ha dicho que vivo lo que estoy viviendo porque El quiere que lo viva, pero a veces este perro se desepera porque piensa y desea otra cosa. debe recurrir a su ser más profundo, a su reserva de sumisión para darse cuenta que no importante lo que él piense o desee, sino lo que El decida. no es el perro, sino el AMO quien lleva las riendas.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

cartas desde la mazmorra 24

este es el diario de un esclavo y por tanto, la perspectiva que se aume es la de los sumisos, la de los inferiores, la de los que están por debajo en la relación asimética que constituye la base de toda relación bdsm.
sin embargo hay otro ripo de perspectiva que complementa esta y que sale menos en este blog por razones obvias: la de los Amos.
igual que hay esclavos que nacen para servir que son reprimidos por unas normas y unos valores dominante que consideran malos y erróneos los impulsos que sienten, hay seres que hacen para dominar y controlar a otros, que también son educados para que destruyan y repriman esos impulsos.
si los esclavo son reprimidos por una "ideología de la libertad", los Amos lo son por una "ideología de la moral". lo que hace un esclavo no está bien, lo que hace un Amo no es bueno. dominar, ordenar, castigar, controlar no es de buena persona. roza peligrosamente el abuso. como ocurre siempre con todo lo reprimido que no es asumido y aceptado, se corre el peligro de que salga violentamente de la peor forma posible y así como hay esclavos frustrados que no consiguen realizarse, hay muchos Amos infelices por no "permitirse" ser lo que son.
el bdsm es un camino en dos direcciones, o al menos con dos carriles, por uno tienen que trabajar los esclavos, por otro, los Amos. ellos también tienen que hacer su reelaboración y quitarse de encima ideas preconcebidas.
la primera a la qu etienen que enfrentarse es que su esclavo, realmente quiere, necesita ser dominado y controlado. es algo tan radicalmente opuesto a lo que ellos sienten y desean, que cuesta asimilarlo. on consiguen entender cómo alguien puede ser tan sumiso como para desear vivir a sus pies obedeciendo. sin embargo cuando descubren que es lo que desean, se produce la conexión; dos deseos complementarios, el de dominar y el de ser dominados, que se complementan y se avivan mutuamente. la primera vez que pasa la sensación es muy intensa. por primera vez ambas partes se siente realizadas.
la segunda traba que debe quitarse un AMo es que realmente tiene derecho sobre su esclavo, no sobre cualquier esclavo, ni sobre cualquier sumiso, sino sobre ese ser que se ha sometido a su autoridad. muchos Amos confunden una cosa con otra, pero el Amo tiene derecho sobre su esclavo, sobre su perro.
es cierto que muchos critican que se ale esclavo el que se entregue "libremente" pero este es un requisito que difernecia el bdsm del abuso. ahora bien, una vez realizada esta entrega, el esclavo pierde los derechos que se han negociado, entra a formar parte de las propiedades dle Amo en los términos acordados.
tener el control sobre la vida de otro ser humano puede ser muy estresante y hasta cierto punto agobiante. es una gran responsabilidad pero también es un derecho que el Amo adquiere y se le reconoce, pero le corresponde ejercerlo.
después de aceptar su propia naturaleza y ejercer la autoridad y los derechos que tiene sobre su esclavo hay un tercer elemento que, a juicio de este humilde esclavo tienen que trabajar los Amos: el caer en la cuenta de que es es precisamente lo que sus esclavos esperan y desean de ellos.
igual que un Amo no desea un esclavo pusilánime que le ponga trabas o impedimentos a todas sus órdenes, los esclavos no desaeamos un Amo dubitativo, poco exigente, temeroso de castigar. a pesar de que pueden salir reticencias, los esclavos añoramos esas accioens, las deseamos, la esperamos, y respetamos a nuestros Amos por ellas. un Amo duro y un Amo pusilánime, que también los hay, poco a poco irá perdiendo el respeto de sus esclavos.
la clave aquí es no confundir la dureza con la injusticia, la inestabilidad, la imprevisibilidad. ser un Amo dura no es aquel que castiga sin criterio, sino aquel que establece las más altas cotas de excelencia para sus esclavos y castiga y premia justamente en relación con esas metas.
un Amo duro no es aquel que castiga a su escalvo porque está enfadado, sino el que le dice que le va a torturar proque así lo relaja y para es es su esclavo.
un Amo duro es el que establece normas claras que implican un castigo si no se cumplen, no aquel que castiga sin criterio.
un Amo duro es aquel que desarrolla física, espiritual y mentalmente a su esclavo, para ser Dueño de la mejor propiedad posible.
feliz semana

FdD conducido

un esclavo es un ser inferior, un ser que está por debajo, como un niño o un animal, como un perro. el esclavo debe ser alimentado, mantenido, incluso contra su voluntad, como cuando a un niño se le da de comer verduras, aunque sólo quiera chuches. el esclavo muchas veces rechaza su alimento, las humillaciones, que controlan el ego y desarrollan su sumisión, pero una vez aceptadas, debe mostrar agradecimiento y reconocer que todo era por su bien. hace falta mucha madurez y mucho trabajo personal para recorrer el camino de la sumisión y vivir como un esclavo, pero una vez en él hay ciertos paralelismos con la vida de un menor de edad: sin responsabilidad, obedeciendo, cumpliendo órdenes, necesidad de vigilarlo y controlarlo.... etc. no quiere esto decir que sea infantil sino que tener un esclavo implica una responsabilidad equivalente a, por ejemplo, tener un hijo pequeño.

lunes, 21 de noviembre de 2011

675 días de esclavitud, 2 de castidad

este perro ha estado prácticamente todo el día encerrado... y le ha gustado mucho. ha encontrado que en ese estado está más tranquilo, más relajado, más calmado. es cierto que tal vez necesitaba salir en algún momento a la calle, sobre todo a tomar algo de aire, pero fue un paso más hacia el descubrimiento y la comprobación de que podría vivir encerrado. cuando hablamos de vivir encerrado tal vez algunos piensen bajo llave permanentemente, y así será, aunque eso lo decidirá mi AMO cuando llegue el momento, pero realmente se refiere a vivir más encerrado que en la calle, más aislado que manteniendo una vida social intensa. de hecho este perro está viviendo esa vida en cierta manera. tiene que pedir permiso para cualquier encuentro social, para un simple café, no digamos para una cena o una fiesta. en estos días esta idea se está asentando fuertemente en mi mente de esclavo. 
con respecto a la castidad no han pasado ni dos días desde el último ordeño. aún así este perro está caliente. ya lo han comentado otros esclavos en otros blogs: no es hasta dos o tres semanas más tarde que uno empieza a focalizar su deseo en algo distinto que en uno mismo. eso lo sentí la última vez que llegué a cuarenta días de castidad. no sé si esta ve llegaré tanto, espero que sí.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

FdD sujetando y sujetado


la vida es inestabilidad y desorientación. estamos constantemente buscando un sentido, una dirección, y a la vez algo o alguien que nos sostenga. esto también es válido para Amos y esclavos. cuando se combinan una serie de circunstancias y dos seres perdidos se encuentran, las cosas parece que se ajustan y cobran sentido. para este perro esta imagen representa eso, la combinación perfecta que da sentido y orienta todo. el Amo está encima de su esclavo, vestido, evitando que se mueva pero a la vez adquriendo estabilidad. mantiene la mano sobre la cabeza de su perro, que la agacha sumisamente. por su parte el esclavo está a cuatro patas, humillado pero estable, asentado en el suelo, sujetado por su Amo. está en posición perfecta, con la cabeza agachada mirando hacia abajo. el suelo es su lugar, justo debajo de su Señor.
dos seres perdidos se han enconrtado y se complementan, se sustentan mutuamente, pero este hecho no es al mismo nivel, no es igualitario. uno de esos seres tiene que estar debajo. entonces uno guía y otro el otro obedece, uno lleva la voz cantante y otro se somete a sus órdenes. una última apreciación, sólo se ve la cara del Amo, la del esclavo está oculto porque no es importante.

domingo, 20 de noviembre de 2011

674 días de esclavitud, 1 de castidad

tal vez no haya mejor día como hoy para reflexionar sobre los derechos y la libertad. se supone que era un día de elecciones, y lo fueron, pero cada vez le choca más a este esclavo cuando dicen esa frase manida de que es la "fiesta de la libertad". en la mente de un esclavo rechina. últimamente el discurso ilustrado de libertad, igualdad, fraternidad se ha puesto en entredicho, ni somos iguales, ni somos fraternos, ni mucho menos somos libres. el argumento manido de que cualquier tiempo pasado fue mejor no sirve ya. las democracias representativas occidentales se han convertido en una herramienta más de los mercados para una única cosa: conseguir más dinero. mientras tanto la tan cacareada libertad tiene un límite: la propia libertad. al convertir los derechos en derechos inalienables, éstos se transforman en una especie de cadena con la que tenemos que cargar aquellos que no estamos de acuerdo con ellos. este esclavo defiende, y defenderá si su AMO se lo permite, una libertad auténtica para todos, una libertad real no condicionada por la hipoteca o por la deuda; pero también defenderá la posibilidad de poder renunciar a ella y someterse "libremente", ahí está la paradoja, a otro ser humano para convertirse en su esclavo, en su propiedad.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

tagame gunji 1

empieza un nuevo comic de tagame por entregas y en inglés. para descargar el capítulo pincha aquí

entreteniendo a mr sloane


hay actores con un físico muy potente, que además, combinan con cuero "por motivos de trabajo". es el caso de chris carmack que tuvo que vestirse de cuero por actuar en la obra de teatro "entreteniendo a mr. sloane".
en la obra interpreta a una especie de chapero, tio duro, que esconde un secreto y se ve inmerso en un trio amoroso entre una mujer y su hermano.
el cuero vuelve a ser la mejor forma de expresar el carácter malvado o fuera de la ley de alguien

FdD presencia

muchos piensan que sólo con la presencia es suficiente, por eso se pasan el día en el gimnasio machacándose, no por salud sino por aparentar, por centrar todo en la imagen. sin embargo no es suficiente. el cuero, el latex, las botas, son solo expresiones del interior. sin interior puedes ir de cuero de la cabeza a los pies, que no producirás el mínimo efecto.

sábado, 19 de noviembre de 2011

673 días de esclavitud, 6 de castidad

mi Dueño me ordenó ordeñarme hoy. no soy quien para plantearme siguiera los motivos, pero estaba nervioso y ordeñarme es una forma aparente de relajarme sin embargo no surtió ese efecto del todo, realmente los últimos ordeños no lo tienen. aún obedeciendo las órdenes de no mostrar ningún signo de placer externo intenté que, efectivamente, fuera algo que me tranquilizara un poco. está siendo un fin de semana muy complicado a nivel de no vida y mi AMO se dio cuenta. saqué mi collar de perro de cuero negro, bastante ancho, con el que aparezco en los videos, y me lo puse, pero lo apreté un poco, dos agujeros exactamente. casi inmediatamente empecé a sentir la falta de aire, además no podía hablar, era una mordaza casi automática. rápidamente me até los genitales con un trozo de cuerda: fuertes, los huevos separados y alrededor de la base de la polla. puse un video de boundgods y en dos o tres golpes mi polla explotó haciendo un auténtico desastre. la leche salió disparada y este perro no hizo ningún gesto ni expresión de placer, tal y como ordenó mi Dueño.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

minirelatos XCIV

notaba las gotas de sudor recorriendo su cuerpo. las cintas que le envolvían daban mucho calor, pero era lo único que podía sentir. los brazos pegados al cuerpo, la cabeza con capucha, la mordaza en la boca. momificado como estaba sólo podía sentir las gotas recorriendo su cuerpo.

FdD ¿humillaciones?

para un esclavo lo único humillante es no servir con todo su ser a su AMO. todo lo demás, si viene de su Dueño, no es más que el ejercicio de su sumisión y el proceso de destrucción de su ego. lamer el culo de tu AMO, o de aquel a quien tu AMO te ordene es un buen ejercicio, porque puedes llegar a pensar que eres demasiado bueno, o demasiado importante, como para hacer algo así. pero en el fondo no lo eres. lo bueno o lo importante que puedas ser ya no te lo das tu, ni te lo da la gente, sólo te lo puede dar tu AMO. El es quien establece la escala de valores en la que te situas y es El quien te situa en esa escala, no tú. un perro no es nada sin su AMO. tu opinión no importa. si piensas que has hecho algo mal y El dice que está bien, entonces está bien. si por el contrario piensas que has hecho la mayor maravilla del mundo y tu Dueño dice que es una mierda, es una mierda. 
el orgullo es el alimento del ego, la humillación lo es del esclavo. cuanto más te humillles y te humillen, más capas de las que te han colocado a través de la educación, las relaciones y los medios de comunicación, irán desapareciendo, y más cerca estarás de encontrarte con tu auténtico yo, con tu verdadero ser, que siempre estará a los pies de tu AMO.

viernes, 18 de noviembre de 2011

672 días de esclavitud, 5 de castidad

"obediencia ciega a mis deseos, esa es la ley de esclavobotas302001". con estas palabras terminó el día de hoy. las envió mi Dueño por mensaje a última hora. para este perro desde entonces sólo existe esa ley, es una orden, un mandato, algo que se vive y se construye y que este perro va a llevar hasta sus últimas consecuencias.
el último fin de semana este perro sufrió una crisis, debido a su mal comportamiento tuvo que ser amonestado por su AMO. fue una especie de reconducción, de reencauzar el camino del que se había desviado. hoy, después de todo lo que ha pasado, este perro considera que  es lo mejor que le podía haber sucedido. esta semana este perro ha estado más centrado en lo que es importante. noto poco a poco cómo va este esclavo dando pasos, avanzado con la guía y orientación de mi Dueño.
este nuevo período de castidad que está comenzando este perro va a ser muy costoso. lo noto poque sólo han pasado cinco días desde el último ordeño y no dejo de estar caliente. hoy incluso he tenido varias erecciones que he tenido que controlar. aún no estoy supurando, pero no tardaré en hacerlo. tantos días separados de mi Amo está pasando factura. son muchos días sin ser atado, sin lamer sus botas, sin ser amordazado... la no vida parece ser más fuerte, pero sólo es una apariencia. confío ciegamente en mi AMO y sé que El no me soltará, ni me liberará nunca. me ha dado su palabra y este perro cree en ella.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

el rostro de la sumisión

este se el auténtico rostro de este perro, de este esclavo.

FdD inmovilizaciones

en cierto sentido un esclavo es un ser inmóvil, indefenso, quieto, calmado. poco a poco sus pasos, sus palabras, su voluntad, sus decisiones tienen que irse calmando, parando, deteniendo, porque tus movimientos, tus deseos, tu voluntad yo no es tuya, ya no te pertenece. son de tu AMO. esta es la idea central del camino de esclavitud de este perro. tal vez por eso esta idea de estar inmovilizado en un saco, de cuero o latex, esté últimamente tan presente en la mente de este esclavo. es la materialización de este proceso mental interior. este perro recuerda con especial satisfacción, como experiencias marcantes en su proceso de esclavo, las dos veces en las que mi AMO me momificó. en ambas ocasiones estuve 6 horas inmovilizado. las tengo grabadas porque, aunque en algún momento costó aguantar, la verdad es que añoro muchísimo encontrarme en esa situación de nuevo, así, disponible, a merced de mi AMO.

jueves, 17 de noviembre de 2011

671 días de esclavitud, 4 de castidad

es curioso cómo mi Amo consigue que me acuerde constantemente de El, que lo tenga presente en cada momento. hoy este perro se ha sentido así en cada momento debido al picor en los genitales. lleva así desde el fin de semana pasado cuando este perro se afeitó. ha sido en ese sentido toda una semana extraña, muy extraña. 
hoy he llevado puestas las mismas botas, sin quitármelas, desde las siete de la mañana hasta las nueve y cuarto de la noche. ya forman parte de la vida de este perro, ya no salgo sin ellas, recordándome constantemente a quien pertenezco. por ahora está bien, porque estamos en ese pequeño invierno que tenemos en canarias, pero cuando llegue el verano será más incómodo llevarlas. lo asumirá este perro como un sacrificio, un paso más hacia su entrega y sumisión total.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

leather, el video

hace poco encontré este video, pequeño en tamaño pero que contiene todo lo que este perro piensa, cree y desea. el único inconveniente es que está en inglés. espero que puedan entenderlo.

reprogramación III

no levantaba la mirada de su bebida, no podía. hacía excedido el tiempo de educación. si volvía a mirar a aquel tio sabía que podía provocar una reacción violenta por su parte. tal vez el botero se había mosqueado. sin embargo quería volver a mirar, quería volver a ver sus botas, deseava volver a contemplarlas. con el corazón palpitando intensamente levanté la vista y al instante el alma le cayó a los pies. el asiente estaba vacío. se había ido. inmediatamente le inundó una angustia que le descolocó. necesitaba verlo de nuevo, así que rápidamente se levantó, puso un billete sobre el mostrado y salió por la puerta corriendo. movió la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. y allí estaba, en la esquina, apoyado en la pared, mirándolo. notó como se sonrojaba, avergonzado.

FdD ¿incomodidad o descanso?

no son los esclavos los únicos que tenemos fantasías, los Amos también las tienes. esta es una de mi Señor: tenerme así, como un fardo, como una de sus propiedades, de sus objetos. por parte de este perro no hay nada que añadir ni objetar, salvo cumplir y obedecer la voluntad de mi Dueño y Señor. estar recubierto de cuero no es algo desdeñable, y sentir esos anchos cinturones apretando cada una de las partes del cuerpo de este perro es algo que le produce tranquilidad, relax, equilibrio, en definitiva, descanso.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

670 días de esclavitud, 3 de castidad

el haberme afeitado los genitales está matando a este perro porque le pican constantemente. han empezado a crecer ya y es un picor molesto, no del todo doloroso, pero constante, lo que hace que permanentemente me esté acordando de mi AMO y del hecho de que estoy afeitado. mi Dueño me ha prohibido afeitarme otra vez, por ahora, y hasta que este perro se acostumbre esa presencia constante está ahí. es curioso como una cosa tan tonta como esa puede producir tanto efecto. realmente no es nada, una simple afeitada, pero llevo cuatro días con esa sensación entre las piernas. primero el roce con los muslos, al ser más sensible, y luego este picor al empezar a crecer el pelo de nuevo. un consejo, si alguien quiere torturar a su esclavo, afeítele los genitales y luego déje crecer los pelos un tiempo.
aparte de eso mi no-vida ha seguido normal. trabajo y más trabajo. este perro ha informado a su AMO de cada paso que da mediante mensaje del móvil, tampoco han sido tantos, pero El ha sabido en todo momento dónde me encontraba y lo que estaba haciendo. a este perro le gusta sentir tanto control. da sentido a su vida. es llevar el collar más apretado, la correa más corta.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

perfiles lthrglvd

como cada miércoles un nuevo perfil interesante, que merece la pena visitar. en este caso se trata de lthrglvd. si quieres ver el perfil completo pincha aquí.

FdD ¿a donde vas?

tal vez lo más llamativo de la esclavitud sea la pohibición de moverse libremente, la limitación de movimientos. no eres libre de ir a donde quieras, por donde quieras. te debes a tu AMO y por tanto no puedes hacer lo que deseas. el símbolo de esto es el collar, que debe estar al cuello de todo esclavo. por el collar te sujetan, te llevan, muestran a los otros que eres una propiedad, que tienes Amo. tu collar es el que te sostiene, el que te sujeta y el que evita que te pierdas y se frustre tu sumisión.

martes, 15 de noviembre de 2011

669 días de esclavitud, 2 de castidad

estos días, a raíz de la petición de búsqueda de nuevas formas de control y dominación, este perro ha recibido bastantes comentarios de algunos lectores, los cuales agradece enormemente. este esclavo es firme partidario del hecho de la comunidad y de que compartamos ideas y sugerencias porque así se crea una sinergia increíble. mi Dueño lee todos los comentarios así que ahora todo queda en sus manos.
hoy este perro ha sentido picores permanentes en sus genitales, debido a que se los afetió el fin de semana y no debió hacerlo demasiado bien. el motivo de afetitárselos era poder llevar más cómodamente el cock ring, y se ha vuelto una especie de tortura permanente, otra forma de recordar a quien pertenezco.
por la tarde este perro mantuvo una conversación con su Dueño sobre lo acaecido el fin de semana, y el castigo impuesto. la comunicación fluyó y se aclararon algunos malentendidos. las relaciones a distancia tienen ese problema, nada que no se pueda resolver con algo de esfuerzo, sinceridad y mucha honorabilidad, algo que a mi AMO le sale por los cuatro costados. este perro se siente tan feliz de pertenecer a un AMO como Él..... al final ha reinstaurado el tener que llevar botas y el comunicar permenentemente cada cambio de localización y de actividad, información al instante desea El, control absoluto de lo que hace su perro.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP