miércoles, 31 de diciembre de 2008

decálogo IV: localización y disponibilidad

4.localización y disponibilidad permanente. un amo siempre sabe donde está su reloj, su cartera, su coche, las llaves... ¿por que con un esclavo iba a ser diferente? ¿tal vez oprque seguimo pensando que es una persona? mjantener el control significa saber en cada momento qué hace su esclavo, dónde está, con quien. pore so el AMO no sólo debe tener el horario del esclavo sino acceso a su agenda y a su calendario de actividades, supervisarla y aprobarlas. el esclavo informará al AMo de todo aquello que no aparezca en ese horario o de cualquier cosa que se salga de lo normal. el móvil no solo es un sistema de localización, hasta el punto que movistar tiene una forma de que puedes localizar a alaguien, tras previo pago de sms por supeusto. en este caso, sin embargo, es el esclavo quien debe informar a su AMO mediante mensaje corto de texto donde está y que hace. se consiguen dos cosas con esto, que el AMO sepa donde está y lo tenga controlado;y que el esclavo nunca deje de tener presente a su AMO y reconozca ese poder y ese control sobre él.

lunes, 29 de diciembre de 2008

decálogo III: los límites

3.renunciar a los límites. los límites son necesarios... hasta un momento dado. hay que desconfiar de los esclavos que, de entrada, dicen que no tienen límites. estos acaban apoareciendo tarde o temprano. sin embargo, si eres propiedad de un AMO; los límites se vuelven una carga, un impedimento para tu desarrollo como esclavo. recorrer el camino de la sumisión es difícil y cuanto más límites tengas, más largo se te hará ese camino. es más, cada vez que un límite cae, das un salto de gigante hacia tu meta, convertirte en el esclavo perfecto: llano, transparente, completamente accesible para tu AMO; una prolongación suya que busca sólo su placer. pero no se deben echar margaritas a los cerdos, no todos los amos sirven para llevarte por este camino, de ahí la necesidad de ciertos criterios de seguridad. ahí entran los límites. sin embargo, una vez encontrado el AMO, o mejor dicho, una vez que el AMO te encuentra y ha construído un puente suficientemente fuerte, de confianza, veneración y entrega, los límites deben ir cayendo hasta convertirte en un terreno completamente llano.

sábado, 27 de diciembre de 2008

decálogo II:las relaciones sociales

2.someter las relaciones sociales: uno de los elementos más frecuentes y más difíciles de mantener en la educación de alguien son sus amistades, y sin embargo el grupo de iguales, de amigos, es uno d elos que más influye en la vida de una persona. un esclavo es alguien que, esencialmente, siempre está aprendiendo: a servir mejor, a someterese mejor, a ir más lejos. en terminología empresarial, debe tender a los standares más elevados, aquellos que establezca su AMO, y por tanto, éste que es quien le está llevando a conseguirlos, debe controlar y estar informado de este aspecto de su vida y mantenerlo bajo vigilancia. todo encuentro social debe estar bajo la supervisión y la consiguiente aprobación del AMO. debe éste, igualmente, estar informado de quienes son las personas con las que el esclavo se rodea, cuadno, como y donde va a tner lugar el encuentro y, por supuesto, ser informado diligentemente de cualquier incidencia, así como del contenido del encuentro. esto incluye conversaciones cara a cara o a través de cualquier medio electrónico.

jueves, 25 de diciembre de 2008

decálogo I: la identidad

comienza un decálogo del buen esclavo, aprobado por mi AMO y que expresa còmo veo una relación D/s

1.renuncia a la identidad. "yo" no deseo ser "yo". este pronombre personal indica que existe una entidad independiente qeu realiza acciones, emite juicios y itene opiniones. el bdsm lo que pretnede es la unión, l aunidad, la vinculación, no entre elementos igualitarios, sino subordinados uno a otro; el esclavo a su AMO: es una unión donde uno entra a formar parte del otro y por lo tanto, en cierta medida, se fuisona con él. un buen esclavo no tiene yo, porque se vive como una propiedad de su AMO. aquí radica la costumbre de re-nombrar al esclavo. así no sólo se le da una nueva idenidad, en este caso controlada por su AMO; sino que además se reconoce dominado por aquel que le ha nombrado. dar nombre siempre se ha considerado una forma de control, de posesión y de dominio. un esclavo poco a poco siente la necesidad de hablar de sí mismo en tercera persona, en un proceso de extrañamiento que lleva a la aniquilación de su ego y a un mayor desarrollo de sus cualidades y capacidades.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

vocabulario V

esclavo, va.
(Del b. lat. sclavus, este del gr. bizant. σκλάβος, der. regres. de
σκλαβηνός, propiamente, 'eslavo', y este del eslavo slovĕninŭ, nombre
que se daba a sí mismo el pueblo eslavo, que fue víctima de la
esclavitud en el Oriente medieval).
1. adj. Dicho de una persona: Que carece de libertad por estar bajo el
dominio de otra. U. t. c. s.
2. adj. Sometido rigurosa o fuertemente a un deber, pasión, afecto,
vicio, etc., que priva de libertad. Hombre esclavo de su palabra, de
la ambición, de la amistad, de la envidia. U. t. c. s.
3. adj. Rendido, obediente, enamorado. U. t. c. s.
4. m. y f. Persona alistada en alguna cofradía de esclavitud.
5. f. Pulsera sin adornos y que no se abre.
6. f. El Salv. y Hond. Pulsera grande que puede abrirse.
7. f. Ur. Pulsera rígida, circular o poligonal, que puede llevar dijes
y que no tiene cierre.
~ ladino.
1. m. El que llevaba más de un año de esclavitud.
ser alguien un ~.
1. loc. verb. Trabajar mucho y estar siempre aplicado a cuidar de su
casa y hacienda, o a cumplir con las obligaciones de su emple

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP