sábado, 13 de julio de 2013

día 1275 de esclavitud.

108 días de castidad, 108 desde el último ordeño.
hoy se ha producido una de esas situaciones que pueden dar lugar a malentendidos. el Dueño había dado al perro permiso para ir por la tarde a comprar ropa aprovechando las rebajas. al mediodía el perro se quedó dormido justo hasta el momento de ir a comprar. entonces se dio cuenta de que se había agotado la batería del móvil. el perro envió un email al Dueño relatando la situación. y fue de compras. llegó tarde y envió otro email al Dueño con su saludo de fin de día.
durante ese tiempo que el perro estuvo sin móvil tuvo una sensación de indefensión, de soledad, de aislamiento terrible. es como si el móvil fuera una correa que lo mantenía unido al Dueño y ésta se hubiera cortado. posiblemente no habría habido mensajes en toda la tarde, pero la imposibilidad de hacerlo era suficiente para crear una situación de ansiedad en el perro. todo eso le hace pensar que la situación de dependencia es mayor de lo que el propio perro pensaba. 
un esclavo, cuando empieza su camino, pasa la mitad del tiempo gastando sus energías luchando contra sus instintos, contra lo que es. pero llega un punto en el que comprende que la tarea no es lucha sino aceptar lo que uno es, lo que está llamado a ser, lo que necesita ser. poco a poco todo va adquiriendo sentido, y a medida que acepta, deja de luchar y puede ser plenamente feliz.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP