sábado, 29 de junio de 2013

minirelato CLXXX

el Amo lo llevó por la correa hasta la jaula. apenas podía estar de pie en ella, cuando cerró la puerta y giró la llave. sólo llevaba el cinturón de castidad y la capucha de cuero bajo la que estaba amordazado. vio como el Amo se alejaba para abrir el bar. le esperaba una noche rodeado de tíos en cueros y botas, de Amos y esclavo, de sexo y acción. todo en silencio y en prisión.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP