sábado, 5 de octubre de 2013

minirelatos CXCIV

los baches que indicaban el inicio de la entrada al rancho le hicieron chocar contra los barrotes de la jaula. sintió un latigazo de dolor en la nariz, los pezones y la polla. le habían puesto argollas en cada uno de esos sitios. ahora podrían sujetar la cadena en cualquiera de ellas. sin embargo lo que más le impactó fue que cuando supo lo que iban a hacerle, no pudo ni protestar.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP