miércoles, 21 de agosto de 2013

día 1314 de esclavitud

1 días de castidad, 1 desde el último ordeño
el perro tiene que digerir lo de ayer, como toda experiencia intensa. el perro obedeció órdenes y, aunque se ordeñó no sintió placer. el cachorro tiene madera, de eso no hay duda, y estuvo a la altura de las circunstancias. lo más llamativo fue cómo aguantó estoicamente la sesión. apenas gimió ni emitió ningún sonido. estuvo sumiso y servicial. fue obediente y aceptó todo gustoso. 
experiencias como la de ayer, renuevan la fe del perro en que existe gente que ha nacido para servir y para someterse y que, de esta manera, consigue la felicidad y la realización. el perro puede creer afirmar que, mientras estuvo atado y amordazado ayer, el cachorro fue feliz. eso era lo que llevaba tiempo buscando, lo que deseaba, lo que añoraba. tal vez hablar de una vida completa en esclavitud sea precipitado, porque el cachorro es joven y tiene que vivir muchas cosas, pero el bondage y el fetichismo forman parte de él. puede intentar renunciar a eso, reprimirlo, pero entonces nunca más será plenamente feliz.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP