sábado, 15 de junio de 2013

minirelato CLXXVIII

tumbado en el sling mientras su Amo se lo follaba, iba perdiendo el control poco a poco hasta que no pudo más y explotó. su leche se derramó sobre su pecho mientras gritaba. entonces, aún jadeante, se dio cuenta de lo que había hecho. no había pedido permiso para correrse. el Amo sacó su miembro y él supo que, tras el placer, ahora vendría un dolor más prolongado.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP