martes, 11 de junio de 2013

cartas desde la mazmorra 84

el perro estaba ayer en la facultad discutiendo sobre la naturaleza del hombre, si era algo estático o algo dinámico. era muy interesante porque no podía evitar referirlo a la cuestión de la esclavitud. intentaba responder a la pregunta un esclavo ¿nace o se hace?.
en las conversaciones con el Dueño, últimamente, suele decirle mucho al perro que "has nacido esclavo" y que "esclavo debes morir". la respuesta a esa pregunta parece clara para el Dueño: la naturaleza es algo firma, permanente, inmutable, y este perro nació esclavo.
desde esta perspectiva el entrenamiento no sería sino sacar del esclavo lo que ya está en su interior. sin embargo muchos otros defienden que es algo que decides, una opción que haces. el entrenamiento sería una forma de hacerte conocer esa vida para ver si quieres seguirla. estas son las dos posturas extremas.
durante la reflexión el perro no pudo evitar pensar en su propia experiencia. es cierto que recuerda no pensar nunca en llegar a la situación en la que se encuentra ahora: esclavizado, sometido y dependiendo del Dueño para todo lo importante. también es verdad que, ahora, siente un profundo sentimiento de encontrarse en la situación en la que siempre quiso estar. de hecho, haciendo una relectura hacia atrás, muchas de las opciones que el perro hizo, de las cosas que eligió, de las cosas que vivió, adquieren nuevo sentido desde el actual estado de esclavitud. parecería como si todo indicara hacia este momento.
cuando la discusión terminó, la pregunta que quedó en la mente al perro fue ¿es realmente esto importante? ¿importa tanto si haces o te haces? lo importante es lo que eres y cómo de bueno, fiel y honrado eres en lo que eres. no importa tanto si naciste esclavo o te hiciste esclavo, lo importante es el tipo de esclavo que ers. en un entorno público donde las relaciones D/s son aceptadas nadie se preguntará si has nacido esclavo o si te has convertido en esclavo. se preguntarán cómo ha conseguido el Amo un esclavo que le sirva tan bien o, por el contrario como permite el Amo que lo deshonres si tu comportamiento no es el adecuado. lo importante es el ahora y cómo te comportas en este momento. es cierto que a partir de ahí puedes hacer una reinterpretación de tu pasado y vas seleccionando aquellos puntos, aquellos hitos que te fueron conduciendo hasta tu situación actual, como la forma en que el Dueño y el perro entraron en contacto. curiosamente el primer post de este diario ya tenía que ver con el Dueño porque fue uno de los Amos a los que el perro sirvió en aquella ocasión quien nos puso en contacto. entre ambos momentos pasaron muchas cosas, algunas buenas y algunas malas, pero el perro no puede evitar vincularlo todo y afirmar que estaba predestinado a que esto ocurriera. en el fondo da igual si es cierto o no. lo importante para el perro es que ahora es propiedad del Dueño y que se esfuerza en cada momento para honrarlo como se merece.
nacido o elegido, poco importa, lo que importa es lo que vives y lo que eres capaz de formular en este momento. cuando el Dueño dice "has nacido para ser esclavo y morirás siendo esclavo", no está describiendo una realidad, está poniendo el pasado en su sitio y abre un camino hacia el futuro. para este perro eso es suficiente y acepta esta afirmación como una realidad, como un prisma a través del cual mirar toda su vida de esclavo.
feliz semana.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP