sábado, 27 de abril de 2013

minirelato CLXXII

la correa de las manos le impedía moverlas, la de los pies y el pecho lo sujetaban a la silla. la de la frente no le dejaba mover la cabeza y la que tenía debajo de la barbilla no permitía que abriera la boca. todas se tensaron cuando él se acercó, y ninguna pudo evitar que le pusiera pegamento en los labios, sellándolos definitivamente.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP