sábado, 6 de abril de 2013

minirelato CLXIX


el trastero estaba lleno de cosas, pero a medida que lo vaciaba la imaginación le iba sugiriendo cosas: aquí unos grilletes para encadenarlo; allí la jaula; pegado a la pared el catre donde dormirá en el saco de cuero. notó cómo el pantalón se abultaba porque sabía que había encontrado la solución: su esclavo viviría allí encerrado.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP