viernes, 19 de abril de 2013

FdD reconocimiento

sumisión, sumisión y sumisión. para un esclavo todo se reduce a eso, ni más ni menos. desde tiempos inmemoriales la sumisión se reconoce con dos gestos muy concretos. el primero es arrodillarse ante la persona a la que te sometes, y el segundo es besando algo de esa persona: su mano, su túnica, su anillo. en el bdsm entre los esclavos la muestra de sumisión sigue siendo arrodillarse y besar, no la mano, sino la bota del Amo. al tener que inclinarse aún más, la reverencia se convierte en prostración, un gesto tradicionalmente destinado a los dioses y a seres superiores. de esta forma el esclavo reconoce justamente eso, que su Amo es un ser superior y que él está, sencillamente, por debajo.

1 comentarios:

Anónimo 12:02  

un esclavo debe siempre adorar, arrodillarse, humillarse y besar el calzado del amo, ya sea botas, zapatos o zapas. Yo lo hago siempre, soy feliz asi.Como tú dices, sumisión, sumisón y mas sumisión siempre

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP