martes, 20 de agosto de 2013

FdD placer

el esclavo sufre, pero también siente placer, satisfacción, gusto.... hay determinadas situaciones donde la obediencia es fruto y origen de ese placer. esta que vemos es una de esas situaciones: el esclavo, en latex, tumbado, limpiando las botas del Dueño con su lengua. la actividad es tan satisfactoria que el esclavo incluso tiene los ojos cerrados, centrado en su tarea. por propia experiencia el perro puede decir que en situaciones similares lo único importante es que las botas queden brillantes y el Dueño satisfecho. todo lo demás carece de importancia.

1 comentarios:

Anónimo 22:37  

un esclavo es feliz compalciendo a su amo, obedeciendole, sumiso y humillado y sometido... yo tambien se por experiencia que lamer ya sea botas u otro calzado del amo, zapas o zapatos ejecutivos... es el mayor gusto y placer del mundo para el esclavo

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP