sábado, 20 de julio de 2013

minirelato CLXXXIII

la sed era lo peor. podría llevar días sin beber, aunque no sabía cuanto tiempo llevaba encerrado en ese sótano. los grilletes no eran del todo incómodos, y podía moverse entre la pequeña celda de cemento, pero la sed.... de todas formas podría tener todo un lago delante suya, que sin la llave que cerraba el candado de su mordaza no habría podido hacer nada.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP