lunes, 22 de julio de 2013

FdD masculinidad

el bdsm se ha convertido prácticamente en el último reducto de la masculinidad clásica. en un mundo andrógino, donde los tíos se depilan, se pasan horas en las peluquerías y se untan con cremas, el cuero parece un accesorio ajeno, extraño, fuera de lugar. la parafernalia militar también resulta chocante. igual de sorprendente resulta la intimidad presente en la foto. el de delante parece el Amo, por la gorra, pero el de atrás lo sujeta en una especie de abrazo. todo rezuma fuerza, potencia, poder. es el cuero el que produce ese efecto: pantalones, chupas, guantes, gorras... todo gira alrededor del poder, del control, de la autoridad, de la masculinidad.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP