jueves, 11 de julio de 2013

FdD ¿cielo o infierno?

¿cielo o infierno? no sabría decirlo este perro porque es cierto que esta tienda es el sueño de cualquier fetichista de las botas, pero qué sufrimiento no saber cual elegir o probarse, o cual "lamer". sólo de verlas uno puede imaginar el olor a cuero, intoxicante, penetrante. en situaciones como esta es cuando un Amo resulta más conveniente. El decidiría, Él elegiría y daría al perro, no las que al perro le gustasen sino aquellas que el Amo quisiera que llevara. probárselas todas podría llevar mucho tiempo. lo mejor es que al perro no se le ocurre ninguna ocupación mejor que esa.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP