miércoles, 12 de junio de 2013

día 1244 de esclavitud

77 días de castidad, 77 desde el último ordeño

hoy el micromanagemente ha funcionado a la perfección. prácticamente el Dueño ha estado informado en cada momento de todo lo que hacía o iba a hacer el esclavo. hasta 16 mensajes mandó el perro durante el día, comunicando donde estaba, lo que hacía y lo que estaba a punto de hacer. fue algo natural, que no costó. no siempre es así, ya que es algo nuevo y aún tiene el perro que interiorizarlo y convertirlo en algo mecánico, sin necesidad de pensar o dejar que lo que pasa en la no-vida le haga despistarse de ese objetivo.
a veces el perro se pregunta si esto del bdsm no será una droga, o tendrá vida propia, porque en determinados días, y este es uno de ellos, parece como si todo estuviera maduro, como si todo estuviera en su sitio y fuera necesario dar un paso más. a veces el perro le escribe al Dueño dicíéndole que "tiene la sumisión a flor de piel", o que ese día "está muy perro". esas frases significan que está especialmente sumiso. son días privilegiados para el entrenamiento porque en esos días el perro haría cualquier cosa, de cualquier manera, incluso traspasando los límites que tiene. son días en los que está fuerte y en conexión con su ser sumiso interior. no siempre se puede mantener esta tensión. a veces la no-vida absorbe demasiado y te descentra. 
convertirse en esclavo, vivir la esclavitud, requiere tiempo, maduración interior, ir poco a poco dando pasos y cubriendo etapas. se puede ir más o menos rápido dependiendo de tu disponibilidad y capacidad, pero lo importante es no pararse nunca, ir cada vez más abajo. en cierta medida se van quemando etapas. para el perro ya no es suficiente el bondage, ser atado esporádicamente, o sólo llevar botas, ni siquiera llevar la jaula. esas son cosas necesarias para el perro, pero no suficientes. ahora necesita el perro someterse más, humillarse más, incluso entrar en un proceso de objetificación, y de deshumanización en el sentido de abandonar la voluntad y someterse aún más profundamente. aún así una cosa son los deseos del perro y otra cosa muy distinta los deseos del Dueño. por supuesto no es necesario decir quien tiene prioridad.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP