jueves, 6 de junio de 2013

día 1238 de esclavitud

71 días de castidad, 71 desde el último ordeño
hoy el perro tuvo que ir al médico por un problema muscular. como no sabía si tenía que desnudarse, el perro suplicó al Dueño permiso para quitarse la jaula a última hora del trabajo y poder ir así a la cita. cualquiera se hubiera sentido "liberado", pero una prueba más de que el perro es un esclavo es que, cuando se sacó la jaula, se sintió mal, triste, como desnudo, incompleto. no fue para nada una sensación relajante, o agradable, sino al contrario. es curioso y el perro no deja de asombrarse, de como una cosa que hace unos meses no estaba ni por la mente en el pensamiento del esclavo, se pueda convertir de pronto en algo tan fundamental, tan necesario, tan vital para él. haciendo una lectura más amplia, el perro no puede ni imaginar lo que sería que el Dueño lo condenara a la libertad, le quitara el collar y le dijera "lárgate". sería devastador para el perro, no sólo porque sería de nuevo un perro callejero, sino porque su vida carecería de sentido. después de encontrar tu lugar en el mundo sólo hay una cosa a la que realmente teme este perro: perder ese lugar. 
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP