domingo, 5 de mayo de 2013

FdD castidad y felicidad

el perro nunca pensó que una jaula de castidad, tuviera este efecto. en otras partes de este blog defendía la preeminencia de la castidad psicológica sobre la castidad física, y en cierto sentido sigue pensando así. de hecho en muchos blogs de muchos practicantes de años de la castidad, dicen que sin una la otra es imposible  sin embargo el perro debe admitir que se equivocó en el sentido de que desde que lleva la jaula, su vida de sumisión ha dado un vuelco. imposibilitado de orinar de pie, sin poder tocarse, sintiendo siempre sus genitales apretados, la sumisión está más viva y a flor de piel que nunca. la distancia no permite que sea el Dueño el único que tenga una llave, pero eso llegará y entonces la castidad será definitiva y total, de hecho ya lo es, porque el Dueño ha dicho qeu no volverá este perro a ser libre ni a poseer de nuevo su sexualidad. ya no es suya, sino del Dueño. el perro apenas es un objeto sin sexo, que se mueve al ritmo de los deseos y órdenes del Amo. lo mejor es que, con esto, el perro ha encontrado la felicidad y la paz.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP