lunes, 6 de mayo de 2013

día 1207 de esclavitud


40 días de castidad, 40 días desde el último ordeño.
ha sido uno de esos días de 12 horas de trabajo prácticamente, de siete de la mañana a siete de la tarde. en días así, hoy especialmente, el perro se ha tocado la jaula en más de una ocasión, sólo para sentir que está ahí, que sigue en su sitio y que el perro no es libre. resulta muy gratificante y tranquilzador saber que está ahí. la jaula trae a la mente del perro directamente al Dueño, lo hace muy presente. está ahí y le recuerda lo que el perro es. incluso en días como el de hoy, en el que la no-vida parece llevar la delantera, la jaula se ha convertido en un asidero donde agarrarse para evitar caer en el sinsentido. ¿a qué sinsentido se refiere el perro? al de la dualidad de obedecer al Dueño y dar órdenes en el trabajo, a querer vivir encerrado y tener que mantener comidas de trabajo, a dedicar todo el tiempo al Dueño y trabajar jornadas de 10, 11 y 12 horas. tanto el Amo como el perro saben y aceptan que eso es así, por ahora. pero también el perro se agarra a lo que dijo el Amo hoy: "cada día está más cerca", refiriéndose al Gran Salto.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP