lunes, 8 de abril de 2013

día 1179 de esclavitud


12 días de castidad, 12 días desde el último ordeño

hoy la jaula ha sido especialmente molesta y el perro no sabe por que. La mañana la pasó en el trabajo y la  tarde en la facultad. En todo ese tiempo hubo momentos realmente dolorosos, especialmente cuando se pinchaba los genitales con los anillos al hacer algún movimiento extraño. Aceptar que eso va a ser así siempre, de ahora en adelanta, es un poco duro, pero es así. La cuestión es que el perro sabe que "debe" ser así y que ya, una vez dado el paso, no hay marcha atrás y que si la hubiera, significaría un fracaso, una decepción y, por tanto, una frustración. el Dueño controla el sexo del perro y controlando el sexo controla sus deseos y aspiraciones. por tanto a partir de aquí parece que no hay marcha atrás, no es reversible. eso no significa que no se pueda frustrar la relación, una posibilidad siempre existente. significa que el perro será siempre el esclavo del Dueño, de este Dueño concreto, de ninguno más.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP