martes, 10 de septiembre de 2013

FdD ternura

algo que siempre ha llamado la atención al perro es como en las películas porno, no importa cuan dura sea la escena, una vez corridos, siempre terminan con un beso. es como una forma de sellar que todo está bien, que terminan como "colegas" o amigos, o lo que sea. en el bdsm eso también es así, o debería serlo. cuando usas al esclavo están los "cuidades posteriores": caricias, besos, conversación, que intentan sacar al esclavo del subspace en el que ha estado sumido de la mejor manera posible.
a muchos les sorprende esta dualidad de la dureza, a veces muy radical, y de una ternura y un cariño casi igual de radical. sin embargo el perro no quiere dejar pasar la oportunidad de poner una foto de este estilo, para que no se olvide que la sumisión y el bdsm no están reñidos con la cercanía y el afecto.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP