viernes, 6 de septiembre de 2013

FdD ojetificación y humillación

el proceso de objetificación de un esclavo comienza privándolo de la identidad, de cualquier rasgo con el que pueda reconocerse. pueden ser las manos, el cuerpo, pero sobre todo es la cara. por eso las máscaras ocupan un lugar predominante en ese proceso, o los antifaces que privan de visión. privar de visión a alguien es privarle de su entorno, privarle de su cara es privarle de su interior. 
el siguiente proceso es el de reducción y, si es posible, eliminación del ego. la mejor forma, la más directa, es mediante la humillación, constante, pública y privada, de una manera sistemática. el esclavo luchará al principio contra ella, a pesar de que a a la vez, sea lo que más desea. por eso en esta etapa puede ser necesario algún tipo de bondage. si la humillación es pública, el efecto se multiplica, como es el caso de la FdD de hoy. no es necesario ni siquiera que se muestre la cara para que sea reconocido, porque la humillación es más un acto hacia el interior del esclavo, que hacia los que están paseando por la calle. a veces una pequeña cosa aumenta la humillación, como esa hucha al lado del esclavo, donde los transeuntes puede darle una propina o echar una moneda, como si fuera un mendigo. de hecho este esclavo lo es: mendiga a su Amo para que lo lleve al sitio donde siempre ha querido estar, convertido en un simple objeto.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP