sábado, 10 de agosto de 2013

día 1303 de esclavitud

2 días de castidad, 2 desde el último ordeño.

los viajes para ir a servir al Dueño parecen un paréntesis en el tiempo, una ruptura con todo. atrás se dejan preocupaciones, actividades y problemas, y se centra uno en una única cosa: obedecer. sin embargo sólo es un parón momentáneo, porque enseguida hay que volver a tomar decisiones para la vida cotidiana y asumir las responsabilidades en cuanto llegas.
hoy el perro ha pasado toda la mañana haciendo cosas, arreglando temas y comprando artículos que tenía pendiente. la vida y la no-vida no han tenido un encuentro, han tenido un encontronazo.
al menos por la tarde el perro ha estado tirado en casa. es calor es mucho y sólo desea estar al lado de la televisión viendo series, o alguna película. sí, en eso los perros se parecen a los humanos, también nos gusta vaguear en vacaciones.
el perro ha entrado hoy en contacto con el cachorro. hemos hablado poco, y aún no lo sabe, pero el Dueño ha ordenado al perro que lo entrene, para El principalmente, pero si al final no cuaja, para que no sea un perro callejero, para que no está solo y tirado por ahí, para que vea que hay más como él y que tiene que esforzarse por mostrar los más altos estádares de calidad.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP