miércoles, 24 de julio de 2013

día 1286 de esclavitud.

119 días de castidad, 119 desde el último ordeño.

es curioso lo que hace la castidad prolongada.. hoy el perro se ha quedado prendado viendo un video de dos tios practicando sexo vanilla y como se corrían al final. era como alucinante ver tanto placer. lo curioso es que el perro ni se empalmmó. sencillamente los miraba y punto. a punto de cumplir los 4 meses de castidad es prácticamente lo que queda: ver gozar a otros porque el perro solo goza cuando el Dueño goza.
la satisfacción del perro está en la obediencia al Dueño. esto es algo que no todo el mundo entiende. hoy le entró al perro un antiguo conocido que dice ser esclavo. fetichista del cuero tiene un montón y de muy alta calidad. lleva mucho tiempo queriendo tener una sesión con el perro, pero no entiende que la satisfacción del perro está en la obediencia. y cuando el perro dice que no lo entiende, no lo entiende. se lo ha intentado explicar de muchas maneras, de muncas formas, pero su afan compulsivo por tener una sesión es superior a cualquier otra cosa. de hecho intentó hablar mal del Dueño criticando la relación de sumisión que mantiene. la ironía de todo esto es que si no hubiera hecho eso habría tenido posibilidades de convertirse en el segundo esclavo del Dueño. así es esta vida, la paradoja es lo que mejor expresa la dinámica del bdsm.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

0 comentarios:

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP